Que Creemos

 

CREEMOS que hay un solo Dios vivo y verdadero, eternamente existente en tres personas: El Padre, el Hijo y el Espíritu Santo, iguales en poder y gloria, que este Dios trino creó todo, mantiene todo y gobierna todas las cosas. (Génesis 1:1, Deuteronomio 6:4, Isaías 44:8 y 48:16, Mateo 28:19-20, Juan 10:30, Hebreos 1:3).

CREEMOS que las Escrituras del Antiguo y Nuevo Testamento son la Palabra de Dios, totalmente inspirada sin error y la regla infalible de fe y conducta. La Palabra de Dios es el fundamento sobre el cual opera esta iglesia y es la base por la que se rige esta iglesia. Creemos que la Palabra de Dios prevalece sobre cualquier ley terrenal que es contraria a las Sagradas Escrituras. (Isaías 28:13; Nehemías 8:08; Juan 17:17; 2 Timoteo 3:16-17, Hebreos 4:12; 1 Pedro 1:23-25; 2 Pedro 1:3-4 y 1:21).

CREEMOS en la persona de Dios Padre, un Espíritu personal, infinito, eterno, perfecto en santidad, sabiduría, poder y amor; que se interesa misericordiosamente en los asuntos de los hombres; que escucha y contesta la oración, y que salva del pecado y la muerte eterna a todos aquellos que vienen a Él por medio de Jesucristo. (Deuteronomio 33:27, Salmos 90:2, Salmos 102:27; Juan 3:16 y 4:24; 1 Timoteo 1:17; Tito 1:03).

CREEMOS en la persona de Jesucristo, el Hijo unigénito de Dios, concebido por el Espíritu Santo. Creemos en su nacimiento virginal, vida sin pecado, milagros y enseñanzas, su muerte expiatoria sustitutiva, resurrección corporal, ascensión a los cielos, la intercesión perpetua por su pueblo y su regreso, visible a la tierra. (Isaías 7:14; Miqueas 5:2, Mateo 1:23, Marcos 16:19, Lucas 1:34-35, Juan 1:1-2, 8:58 y 11:25; 1 Corintios 15:3-4 ; 1 Timoteo 3:16; Hebreos 1:08, 1 Juan 1:2, Apocalipsis 1:8).

CREEMOS en la persona del Espíritu Santo, que proviene del Padre y del Hijo para redarguir al mundo de pecado, justicia y de juicio, y para regenerar, santificar y dar poder para servicio a todos los que creen en Cristo (Hechos 1:8 , 2 Corintios 3:18; Juan 16:8-11; Romanos 15:13,16; Hebreos 9:14),

CREEMOS que el Espíritu Santo mora en todo creyente en Jesucristo y que es una ayuda permanente, maestro y guía. (Juan 6:13, 14:16-17 y 16:8-11, Romanos 8:26).

CREEMOS en el ministerio actual del Espíritu Santo y en el ejercicio de todos los dones bíblicos del Espíritu de acuerdo a las instrucciones dadas a la iglesia en 1 Corintios 12-14. (1 Corintios 14)

CREEMOS que todas las personas son pecadores por naturaleza y, por lo tanto, están bajo condenación, que Dios salva y regenera basado en la fe y por el Espíritu Santo, a los que se arrepienten de sus pecados y confiesan a Cristo Jesús como Señor. (Hechos 8:15-17; Efesios 2:1-3 y 8-9; Romanos 3:23 y 5:8; Tito 3:5).

CREEMOS en la Iglesia universal, el cuerpo espiritual de vida, de la cual Cristo es la cabeza y todos los que han nacido de nuevo son una parte del Cuerpo de Cristo. (1 Corintios 12:12-13, Efesios 4:15-16)

CREEMOS que el Señor Jesucristo instituyó dos ordenanzas para la iglesia: (a) el bautismo de completa inmersión en agua de los creyentes, y (b) la Cena del Señor. (Mateo 28:19, Hechos 2:38, y Lucas 22:19-20 1 Corintios 11:23-26) También creemos que el Señor Jesucristo valido la ordenanza del matrimonio. (Mateo 19:4-5 y Juan 2:1-11)

CREEMOS en la Segunda Venida de Jesucristo, que es su regreso personal y visible a la tierra y el establecimiento de su reino milenario, en la resurrección del cuerpo, el juicio final y la bendición eterna de los justos y una separación eterna de los impíos. (Mateo 16:27; Hechos 1:11, Apocalipsis 19:11-16, 20:11-15)

CREEMOS en un cielo real y un infierno real y que todos aquellos que ponen su fe, esperanza y confianza en Jesús Cristo pasarán la eternidad en el Cielo con el Señor, mientras que aquellos que rechazan el regalo de salvación de Jesús pasaran la eternidad separados del Señor. (Salmo 09:17, Mateo 5:03, 5:22, 18:09 y 25:31-34, Marcos 9:42-49, Juan 3:18, y Lucas 12:05 12:23 Hebreos, 1 Pedro 1: 4; Apocalipsis 14:10-11 y 20:11-15)

CREEMOS en el Rapto de la Iglesia durante la pre-tribulación de la Iglesia, donde todos los creyentes se reunirán con el Señor en el aire y serán sacados de este mundo antes de la tribulación que vendrá sobre la tierra. (Isaías 26:20, Mateo 24:29-31, Lucas 21:36, Romanos 1:18, 5:09, 1 Tesalonicenses 1:10, 4:13-16 y 5:09, 2 Pedro 2:7-9 ; Apocalipsis 3:10, 5:7-10 y 7:13-14)